Foccus Monterrey

Queridos novios, ustedes se están preparando para crecer  juntos, para construir esta casa, para vivir juntos para siempre. No la cimienten en la arena de los sentimientos, que van y vienen, sí, en cambio, en la roca del amor verdadero, el amor que viene de Dios.

La familia nace de este proyecto de amor que quiere crecer, de la misma manera que se construye una casa, que sea lugar de afecto, de ayuda, de esperanza, de apoyo. Pero todo junto: afecto, ayuda, esperanza, apoyo…

¡Por favor, no nos dejemos convencer por la cultura de lo provisorio. Por esa cultura que nos invade a todos, por que esa cultura no va!

S.S. Francisco

1798978_725412524241670_3154322575965152187_o